El agapornis


El inseparable de Namibia (Agapornis roseicollis) es una especie de ave psitaciforme de la familia Psittaculidae. Es nativo de las regiones áridas del suroeste de África, como el desierto del Namib. Son animales muy sociables que frecuentemente se congregan en pequeños grupos en su medio natural. Comen durante todo el día y toman frecuentes baños. Pían intensa y constantemente.


Tienen un tamaño de unos 15 cm. El color del cuerpo es, en general, verde. Tienen la cabeza de color rosa asalmonado (aunque también los hay con la cabeza de otros colores). La hembra se diferencia del macho en que tiene la cabeza más grande, y sus colores suelen ser más pálidos. Aun así, es muy difícil diferenciar ambos sexos. Durante el periodo de reproducción, las hembras de esta especie se distinguen por su comportamiento: solo las hembras se colocan entre las plumas del obispillo el material que llevan para construir el nido: hojas de palmera, tiras de periódico, etc.


El Inseparable de Namibia es muy territorial y puede volverse agresivo con otros indivíduos de diferente o igual especie siempre que no sea su pareja. Puede llegar a convivir bien pero con grupos de su misma especie, generalmente no compatibles con otras especies.


El Inseparable de Namibia tiene su área de distribución desde el sudoeste de Angola hasta Namibia (sudoeste africano), incluso en Botswana y norte de Sudáfrica. Su hábitat es totalmente dependiente de los cursos de agua, volando incluso grandes distancias para conseguirla. Se encuentran en zonas áridas y rocosas, con pocos o escasos árboles y arbustos, e incluso cerca de áreas de cultivo hasta los 1.600 m de altitud. Allí se alimentan principalmente de semillas de Acacia y Albizia, brotes, frutas, yemas de plantas como la Euphorbia, e incluso de granos de girasol y maíz de nuestros cultivos, pudiendo transformarse en plaga.


Son nómadas, siempre que no tengan agua cerca van a buscarla. Los Inseparables de Namibia, suelen vivir en grupos formados por unos veinte o treinta pájaros, utilizando nidos comunitarios de tejedores para criar (nidos colgantes con forma de bola), aunque también pueden hacer el nido en agujeros de árboles, e incluso en oquedades de los edificios que se encuentran cerca de los cultivos. Utilizan tiras de corteza, ramas y briznas de hierba para construir sus nidos y transportan este material metiéndolo en las plumas de la cola, comportamiento exclusivo de esta especie.


Comentarios