lunes, 27 de octubre de 2014

Nenúfar

El término nenúfar se aplica, en general, a plantas acuáticas con flores que crecen en lagos, lagunas, charcas, pantanos o arroyos de corriente lenta, estando usualmente enraizadas en el fondo.
Nenúfar

El término nenúfar se aplica, en general, a plantas acuáticas con flores que crecen en lagos, lagunas, charcas, pantanos o arroyos de corriente lenta, estando usualmente enraizadas en el fondo. Los
nenúfares pertenecen a las familias Nymphaeaceae, Cabombaceae del orden Nymphaeales, Nelumbonaceae del orden Proteales y también a los géneros Nymphoides de la familia Menyanthaceae del orden Asterales y el género Hydrocleys de la familia Alismataceae del orden Alismatales. Véase cada una de estas tres familias o uno de estos dos géneros para datos más específicos. Las hojas y las flores pueden estar sumergidas, flotando o emergidas, dependiendo de la especie. Tienen una gran utilidad en jardinería como adorno de pequeños embalses, lagos, estanques, o bien para recipientes bastante grandes. Los miembros de la familia Jacanidae, es decir, las jacanas, son aves que utilizan a estas plantas acuáticas para establecer sus nidos y desplazarse con sus extremidades especiales para así alimentarse de los insectos ocultos en ellas. El nenúfar blanco europeo (Nymphaea alba, también llamado aguapé blanco, azucena de agua, escudete de Europa, golfán blanco o rosa de Venus) es una planta acuática de la familia de las ninfáceas, que habita los cursos de agua tranquilos y los estanques en las regiones templadas de Europa, tolerando incluso aguas contaminadas. Florece entre junio y septiembre y se recolecta en verano y otoño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario