Lagarto con chorreras

El clamidosaurio de King, lagarto de gorguera o lagarto con chorreras (Chlamydosaurus kingii) es una especie de reptil agámido que habita en el sur de Nueva Guinea, norte y oeste de Australia. Como característica particular, cabe destacar una porción de piel que descansa detrás de su cabeza y sobre su lomo, una especie de collar con largas espinas de cartílago que se abre cuando se siente amenazado.


El clamidosaurio llega a medir unos noventa centímetros de largo, siendo los machos bastante más grandes que las hembras. Es carnívoro y pasa gran parte del tiempo en los árboles al acecho. Su sentido de la vista es muy desarrollado, siendo capaz de capturar un insecto cuando pasa delante de él. Su promedio de vida es de 6 años. Durante la estación seca se encuentran en un estado casi inactivo; la temperatura de su cuerpo desciende y eso contribuye a que no tengan necesidad de alimentarse. Durante la época de lluvias pasa más tiempo en el suelo comiendo insectos o pequeños vertebrados.


El color de su piel es variado, algunas especies poseen un color rojo muy vivo, mientras que otros son de color gris. Puede decirse que es un animal agresivo: ante una amenaza, en primer lugar se mimetiza lo más posible con su entorno, después se levanta sobre sus patas posteriores, abre su boca, y eleva una sección de piel que rodea la mandíbula. Además emite un silbido y corre a atacar a su enemigo. Si el atacante no se siente amenazado huye para esconderse detrás del árbol más cercano.


Su época de reproducción es durante los meses de septiembre y octubre; cavan un pozo en la arena bajo el sol, ahí la hembra juntará hojas secas poniendo entre 8 a 20 huevos que nacerán entre diciembre y enero, aproximadamente 3 meses después de la puesta. El collar, también es desplegado como una forma de comunicación. Durante el cortejo, emiten un sonido muy melodioso para atraer a la hembra, mientras "bailan" uno alrededor del otro. Pero a pesar de su aspecto temerario, las aves de rapiña y los gatos domésticos que fueron introducidos en el continente, son sus depredadores.

Comentarios

  1. mi padre tuvo uno y es una pasada cuando corría a dos patas lo soltábamos por la casa y le íbamos tirando saltamontes para que corriera por la casa y molaba mucho

    ResponderEliminar

Publicar un comentario