lunes, 27 de octubre de 2014

La babosa fluorescente

La babosa fluorescente, encontrada cerca de la ciudad de Narrabri, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, es de 20 centímetros de largo. Los vecinos indican que vieron en varias ocasiones a moluscos extraños en la zona que aparecen normalmente después de lluvias intensas.
Babosa fluorescente

La babosa fluorescente, encontrada cerca de la ciudad de Narrabri, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, es de 20 centímetros de largo. Los vecinos indican que vieron en varias ocasiones a
moluscos extraños en la zona que aparecen normalmente después de lluvias intensas. Este tipo de babosa habita únicamente en el área alrededor de la montaña Kaputar. Los científicos confirman que puede pertenecer a la especie, conocida como la babosa triangular roja y denominada técnicamente Triboniophorus graeffi. Las babosas fluorescentes "son del rosa más intenso que uno pueda imaginar, ese es color que tienen", ha explicado Michael Murphy, un custodio de la división de Parques Nacionales y Vida Silvestre, a la cadena Australian Broadcasting Corporation. La fauna de este pico de 5.000 metros en la cordillera de Nandewar es muy inusual. Además de estos invertebrados conocidos como babosas triangulares , cuyo nombre técnico es Triboniophorus graeffi, habitan "tres especies de caracol caníbal" que "detectan y siguen el rastro húmedo de otros caracoles en el suelo, para luego cazarlos y engullírselos", asegura Murphy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario