domingo, 26 de octubre de 2014

La Cueva de los Tayos

La Cueva de los Tayos
La Cueva de los Tayos se encuentra en la República del Ecuador, en la provincia de Morona Santiago, Cantón Limón Indanza, en la zona montañosa irregular llamada Cordillera del Cóndor. Debe su nombre a ser el hábitat de aves
nocturnas de la familia del Búho llamadas Tayos, que habitan solo en un par de cuevas en Latinoamérica. Está ubicada en la selva alta virgen a 2 km al sur del Rio Santiago y 800 metros al oriente del Río Coangos; según última medición en 2012 con altímetro GPS, está a 539 m sobre el nivel del mar. La cueva está situada en las tierras que
pertenecen en la actualidad a los Indígenas Nativos del Centro sindical Kuankus cuevas de los Tayos, y forma parte del territorio independiente de los Shuar Arutam. El acceso principal a la cueva consiste de un túnel vertical llamado la Chimenea. La boca o entrada es de 2 m de ancho y 15,6 m de largo en la abertura, y tiene aproximadamente 63 m de profundidad. La bajada desde el punto donde se inicia el descenso es de 90 grados en vertical, y tiene 48,9 m. El descenso solo se puede realizar utilizando un cuerda para escalar, arnés y descendedores. Una vez que se ha descendido por la chimenea, uno se encuentra en un espacio gigante de 7,8 metros de ancho y 68 metros de largo. Luego de avanzar 20 metros hacia el Este, se presenta otra pequeña bajada de 5,6 m de altura, para definitivamente entrar a los diversos túneles que miden un total de 17,9 km, de cuales 4,9 han sido explorados hasta la fecha. Luego de
descender la segunda bajada, se encuentran unas formaciones que parecen estructuras arquitectónicas, como por ejemplo una puerta gigante, unas paredes y un túnel geométrico creados por la erosión del agua. De inmediato se continua a una sala grande o galería que tiene un largo de 2,9 km con aproximadamente 50 metros de ancho, y mantiene una altura promedio entre 15 a 35 metros. La cueva es una formación geológica que data sus inicios a aproximadamente 200 millones de años. Las formaciones de piedra que por sus capas recuerdan a terrazas, contienen ángulos rectos y acabados con formas simétricas y perfectamente pulidos, lo que a simple vista da la impresión de que hubiese sido creado por el hombre. La formación de la cueva se debe en gran parte a la acción del agua, y posiblemente por la presencia de petroleo encontrado en la cueva. En la Cueva de los Tayos hay impresionantes formaciones de estalactitas, estalagmitas y estalagnatos que confirman la antigüedad de esta cueva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario