Drosera

Drosera, conocido también como "rocío del sol", es uno de los géneros más numerosos de plantas carnívoras,
Drosera
Drosera, conocido también como "rocío del sol", es uno de los géneros más numerosos de plantas carnívoras, incluyendo aproximadamente 194 especies. Estos miembros de la familia Droseraceae atraen, capturan y digieren
insectos utilizando glándulas mucilaginosas localizadas en la superficie de sus hojas, con el fin de complementar la nutrición, pobre en minerales, que obtienen del suelo en el que crecen. Las especies de este género, muy variadas en tamaño y forma, pueden encontrarse de forma natural en todos los continentes, excepto en la Antártida. Tanto su nombre científico derivado del griego δρόσος [drosos]: "rocío, gotas de rocío" como el nombre vulgar rocío del sol,
que deriva del latín ros solis: "rocío del sol" hacen referencia a las brillantes gotas de mucílago que aparecen en el extremo de cada hoja, y que recuerdan al rocío de la mañana. Muchas especies de este género son autofértiles y las flores se auto-polinizan antes de cerrarse. A menudo se producen sumas copiosas de semillas. Las minúsculas semillas negras germinan en respuesta a la humedad y la luz, mientras que las especies de climas templados necesitan frío y humedad para esto. Las semillas de las especies tuberosas necesitan un verano caluroso y seco seguido de un invierto frío y húmedo para germinar. La reproducción vegetativa se da naturalmente en algunas especies que producen estolones o cuando las raíces se aproximan a la superficie del suelo. Las hojas añejas que tocan el sustrato podrán además hacer germinar plántulas. Las rocío del sol pigmeas se reproducen asexualmente usando hojas especiales llamadas gemas. Las plantas de este género pueden propagarse cortando sus hojas, sus raíces o plantando sus semillas. Son plantas perennes herbáceas; sin embargo, también existen algunas especies anuales en forma excepcional. Suelen formar racimos de entre un centímetro y un metro de altura, dependiendo de la especie. Las trepadoras es decir, las que forman tallos que pueden "enroscarse" para sujetarse a otras plantas, llegan a medir hasta tres metros como en el caso de Drosera erythrogyne. Se ha probado que estas plantas pueden llegar a vivir 50 años.


Comentarios