Plantas sensitivas

Mimosa es un género que incluye plantas herbáceas, arbustos, y árboles, dentro de la subfamilia de las Mimosóideas de las Leguminosas. La especie más curiosa del género es Mimosa pudica, conocida simplemente como «mimosa» o sensitiva, debido al modo en que mueve su follaje al ser tocado o expuesto al calor
Mimosa 
Mimosa es un género que incluye plantas herbáceas, arbustos, y árboles, dentro de la subfamilia de las Mimosóideas de las Leguminosas. La especie más curiosa del género es Mimosa pudica, conocida
simplemente como «mimosa» o sensitiva, debido al modo en que mueve su follaje al ser tocado o expuesto al calor; pero hay muchas otras especies que también lo hacen al atardecer. Como los seres humanos o los animales, también las plantas muestran sus estrategias para librarse de los ataques. Este arbusto, en un acto poco usual, imita la marchitez cuando un posible depredador se acerca a él. Además, el leve tacto humano provoca que sus hojas bipinnadas se plieguen para evitar ser arrancadas. Esta asombrosa capacidad de la Mimosa Púdica le ha hecho ganarse otros nombres como Sensitiva, Vergonzosa o Dormilona. Si quieres sorprenderte con este ejemplar, anímate a cultivarlo en casa ya que su mantenimiento no es complicado. Además, por sus necesidades y su imagen, se convierte en una planta apta para decorar y alegrar interiores. Los miembros de este género se encuentran entre las pocas plantas capaces del movimiento rápido; los ejemplos fuera de Mimosa incluyen Codoriocalyx Hassk., y también Dionaea Ellis (conocida como "atrapamoscas"). Mimosa puede distinguirse de un amplio género relacionado, Acacia y Albizia, puesto que sus flores tienen 10 o menos estambres. Nótese que, botánicamente, lo que parece ser una sola flor globosa es de hecho un racimo de muchos otros individuos. Lo más característico de esta familia y, cómo no, de nuestro arbusto, son sus hojas compuestas y bipinnadas. Cada una de ellas posee de doce a veinte pares de foliolos que se pliegan ante cualquier posible peligro y durante la noche, proceso conocido como fototropismo. Ten cuidado con sus finas ramas, contienen gran cantidad de espinas. Durante el verano se llenará de florecillas de pequeño tamaño que conjugan los rosas más pálidos con los malvas más vistosos y llamativos. Cada una de las flores pediceladas puede llegar a alcanzar los 2 cm. de diámetro.


Comentarios