Parque Nacional de los Lagos de Plitvice

Parque Nacional de los Lagos de Plitvice
Hola a todos amigos, en esta publicación de hoy vamos a conocer el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, este lugar es el mas conocido entre los parques nacionales croatas y uno de los mas bonitos de toda Europa. Esta
situado en la región de Lika y es uno de los parajes mas hermosos y espectaculares que se pueden visitar donde encontraras lagos, cascadas, manantiales y naturaleza en estado puro por donde tus ojos puedan ver. El parque tiene una superficie aproximada de 30.000 hectáreas de las cuales 22.000 de ellas están cubiertas de bosques, en el año 1949 fue declarado como zona de parque nacional y en 1979 fue catalogada como patrimonio de la
humanidad, echo que fue ampliado en el año 2000. La zona que se puede visitar del Parque Nacional de los Lagos de Plitvice es una zona de 8 km² de valle compuesto de bosques donde podras ver 16 lagos y 92 cataratas y cascadas. Los áboles de la zona son un 90% de hayas y el resto esta compuesto por abetos y pinos. Este lugar fue candidato a las 7 maravillas del mundo en el año 2011, donde se quedo a las puertas de conseguirlo. La visita se realiza a pie, recorriendo senderos y puentes de madera, para cruzar los lagos mas grandes se hace mediante silenciosas barcas y es muy habitual poder ver a muchos enamorados que celebran sus bodas al pie de las cataratas. Su gran variedad de micro climas, sus bonitos lagos de aguas de infinidad de colores, las cascadas de ensueño y la gran variedad de plantas y animales hacen este parque como uno de los lugares del mundo que no puedes dejar de visitar al menos una vez en la vida.
Flora y fauna
El parque nacional de los lagos de Plitvice es el hogar de una enorme cantidad de animales y aves entre los que destacan el lobo, el lince, el oso pardo europeo, el gato montes, ciervos, carabos el urogallo, el buho, las águilas hermosos sapos amarillos. Hay además joyas como el curioso cangrejo de río Astacus astacus, que utiliza el material calcáreo para revestir su caparazón haciéndose cada vez más de piedra. Y el proteo, una insólita salamandra que sólo habita por estas cuevas, sin ojos y sin pigmentación alguna, toda de color carne. También hay al menos 126 especies de aves de las que 70 de ellas han sido registradas como especies propias del parque, la zona cuenta con una gran cantidad de micro climas, suelos diferentes y distintos niveles de altitud que hace posible una gran variedad de comunidades vegetales que mezcla vegetación mediterránea y la de los Alpes. Los bosques de la zona están compuestos principalmente por hayas, abetos y pinos, siendo las hayas las que mas abundan en el parque nacional de los lagos de Plitvice.
Atractivos de la zona
Los lagos de Plitvice deben su belleza inigualable a la piedra kárstica y dolomítica y a las plantas formadoras de barreras de travertino. Como resultado de la disolución de las calizas y la formación de presas naturales en donde embalsa el cauce del río, han surgido los 16 lagos de Plitvice, que representan un maravilloso fenómeno arquitectónico de la naturaleza. Los 16 lagos resultantes están bautizados según los ahogados que las leyendas cuentan bajo sus aguas. Uno es el lago del Gitano; otro, el de la Abuela; también está el del Pastor Mile, y más cerca, el más grande de todos, el de las Cabras. Tiene 2,5 kilómetros de largo, una distancia más que razonable para hundir el optimismo de 30 cabras que confiaron demasiado en la fortaleza del hielo al huir de los lobos. Con mayor prudencia, hoy es posible cruzarlo en barca. Plitvice fue, según la cartografía antigua, "el jardín del diablo". Hoy ha recuperado su esplendor de edén, a pesar de haberse convertido en otro infierno durante la guerra, cuando guerrilleros serbios secuestraron el parque y amenazaron incluso con volar sus lagos. Por fortuna, la sangre no llegó al río. El rojo nunca ha sido un color dominante en la amplia paleta que muestran las aguas de Plitvice. El color de estos lagos puede ir desde el gris espejo de estanque finlandés hasta los transparentes turquesas de playa caribeña. El agua cambia de color de hora en hora y de orilla a orilla. Todo depende de mil factores, como la cantidad de minerales y organismos de las profundidades, las lluvias, el musgo o el ángulo de la luz. Si elegimos visitarlo entre semana y a primera hora cuando la "población" de turistas es menor, la contemplación  de la mayor cascada del parque, de 76 metros de caída libre, o los bosques de hayas producirá un efecto de paz que difícilmente nos podrá llegar con turistas alterando el silencio.
VISETE NUESTRA PAGINA WEB mundoynaturaleza.com

Comentarios