viernes, 27 de marzo de 2015

Los agujeros del fin del mundo

Los agujeros del fin del mundo
El año pasado fueron descubiertos tres cráteres misteriosos en los confines árticos de Siberia, el descubrimientos causo una gran expectación, ya que nadie tenía idea de cómo se habían originado. Recientemente se han
descubierto siete cráteres nuevos y las imágenes por satélite hacen pensar que puede haber un total de 20. Desde que se descubrieron los primeros cráteres  un equipo de investigadores a examinado el interior de uno de los cráteres para esclarecer el por que de el origen, la expedición no revelo datos concluyentes de como se habían formado, pero la de los geologos creen que se han originado debido al calentamiento en la zona de Siberia, lo que lleva a la fusión del permafrost, y a que gases subterráneos rellenen cavidades subterráneas que, finalmente, explotan, y causan la creación de los cráteres.
Fotos:  Vladimir Pushkarev
 La investigación esta siendo realizada por el famoso científico y profesor ruso Vasily Bogoyavlensky, que en sus declaraciones ha comentado Sabemos ahora de siete cráteres en la zona del Ártico, dijo. Cinco son directamente en la península de Yamal, uno en el distrito de Yamal Autónoma, y ​​uno está en el norte de la región de Krasnoyarsk, cerca de la península de Taimyr. Tenemos ubicaciones exactas para sólo cuatro de ellos. Los otros tres fueron vistos por los pastores de renos. Pero estoy seguro de que hay más cráteres en Yamal, sólo tenemos que buscar para ellos. Yo comparo esto con setas: cuando encuentre una seta, estar seguro de que hay algunos más alrededor. Supongo que podría haber de 20 a 30 cráteres más. También advirtió que estos objetos deben ser estudiados, pero es bastante peligroso para los investigadores. Sabemos que no puede producirse una serie de emisiones de gases durante un período prolongado de tiempo, pero no sabemos exactamente cuándo podrían ocurrir. El profesor Bogoyavlensky declaro al periódico The Times, de Siberia: Uno de los objetos más interesante aquí es el cráter que marcamos como B2, ubicado a 10 kilómetros al sur de Bovanenkovo. En la imagen de satélite se puede ver que es un gran lago rodeado de más de 20 pequeños cráteres llenos de agua. El estudio de las imágenes de satélite nos enteramos de que en un principio no había cráteres ni un lago. Algunos cráteres aparecieron, luego más. Entonces, supongo que los cráteres llenos de agua y se volvió a varios lagos, a continuación, se fusionaron en una gran lago, el 50 por 100 metros de diámetro. Este gran lago está rodeado por la red de más de 20 cráteres, ahora llenos de agua y supongo que otras nuevas podrían haber aparecido el verano pasado o incluso se podrían estar formando nuevos ahora. Tenemos que contarlas y hacer un catálogo. Algunos de ellos son muy pequeños, no más de 2 metros de diámetro.
Fotos:  Vladimir Pushkarev
Bogoyavlensky también dijo que él cree que muchos de los pequeños lagos de la zona probablemente se produjeron debido al mismo proceso que los cráteres. Agregó que en un sitio, un gran cráter parece estar rodeado de varios cráteres pequeños y fotos de satélite han demostrado la existencia de pingos, en los lugares donde se formaron los cráteres más tarde, lo que sugiere un vínculo. En este sentido, explicó que los residentes de un pueblo cercano presenciaron la aparición de uno de los cráteres, desde la distancia, y dicen que vieron un destello y sintieron temblar la tierra. Además de debatir sobre la causa de la creación de los cráteres, el debate también ha comenzado sobre el término usado para describirlos, ya que el término cráter se asocia generalmente con explosiones de superficie o incluso más a menudo con las colisiones entre cuerpos celestes. Por esa razón, muchos investigadores han empezado a referirse a los cráteres como embudos. Un reto para la investigación es la ausencia de roca chamuscada en el borde de algunos de los cráteres, o incluso un parapeto, que deberían producirse si se produjo una explosión desde abajo. Algunos expertos sugieren que estos ejemplos pueden explicarse por la evidencia de hielo que ya se ha derretido.
Fotos:  Vladimir Pushkarev
Uno de los descubrimientos más interesantes es un cráter bautizado como "B2" el del año pasado fue nombrado "B1", que ahora es un lago rodeado por más de 20 cráteres más pequeños. "Estudiando las imágenes satelitales encontramos que inicialmente no había cráteres ni un lago en este lugar. Algunos cráteres aparecieron y después otros más. Después, supongo, se llenaron con agua y se convirtieron en varios lagos que se mezclaron luego en un sólo lago, con un tamaño de 50 por 100 metros" indicó Bogoyavlensky. Otro punto interesante de B2 es que está ubicado a 10 kilómetros del campo de gas Bovanenkovo, desarrollado por Gazprom. Por ahora la principal tesis para explicar estas formaciones es una explosión de gas generada por el derretimiento del permafrost, debido al aumento de la temperatura, por ello, científicos han hablado del fenómeno como uno que comprueba el cambio climático. El derretimiento del hielo subterráneo genera un aumento en la presión, por lo que el gas sale en la forma de estos cráteres. "No podemos descartar que estas emisiones de gas en el Ártico se puedan prender en algunos casos", dijo el experto, en relación a comentarios de residentes de la península de Yamal que afirman haber visto un flash de luz.
La ubicación de los cuatro principales cráteres es: B1 famoso agujero de Yamal en 30 kilómetros de Bovanenkovo, B2 cráter recientemente detectado en 10 kilómetros al sur de Bovanenkovo, B3 cráter situado en 90 kilómetros del pueblo Antipayuta, B4 cráter situado cerca de la aldea Nosok, en el al norte de la región de Krasnoyarsk, cerca de la península de Taimyr. La última expedición a Yamal cráter fue iniciado por el Centro Ruso de Exploración Ártico a principios de noviembre de 2014. Los investigadores fueron los primeros en el mundo que se fue por el cráter de emisión de gases. Fotos:  Vladimir Pushkarev / Centro Ruso de Ártico Exploración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario